Mostrando entradas con la etiqueta postre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta postre. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de marzo de 2017

Bizcocho de turrón de Jijona y chocolate blanco


Hacía año y medio que tenía en casa una tableta de turrón de Jijona que me regaló mi madre. A mi no me gusta el turrón de Jijona, y siempre intento hacer alguna cosa que no sea comérmelo a palo seco, pero el tiempo iba pasando y el turrón seguía en el armario. 

Ya casi era como un miembro de la familia por el tiempo que llevaba en la cocina, pero sintiéndolo mucho, llegaba ya a su fecha de caducidad, y como a mi no me gusta tirar las cosas, antes de que al turrón le salieran patas y decidiese salir de casa por su propio pie, pensé en hacer un bizcocho. 

Estuve mirando por Internet a ver si veía alguno que me convenciera, y al final, decidí hacer una variante del Bizcocho de turrón de webos fritos. Dudo que leas esto Su, pero si lo lees, muchas gracias por la receta. Como siempre, tus recetas no fallan.

Me apetecía hacer algo con chocolate blanco, y lo rellené con trocitos por dentro y por fuera le puse también una cobertura. Además, lo acompañé en el plato con una salsa de chocolate blanco y naranja para chuparse los dedos. El bizcocho quedó buenísimo. No hace falta decir que en poco tiempo desapareció. La combinación del turrón de Jijona con el chocolate blanco queda deliciosa, y acompañado con la salsa, queda impresionante.

Es un bizcocho bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones. Dependiendo de lo grandes que cortéis las porciones.

Si os sobra alguna tableta de turrón de Jijona y no sabéis qué hacer con ella, os animo a probar el bizcocho. Vale la pena.

lunes, 6 de marzo de 2017

Cobertura de After Eight (chocolate y menta)


Para quien no lo sepa, las chocolatinas "After Eight" (se llaman así) son unos cuadrados de chocolate negro muy finos rellenos de una crema de menta. Están deliciosas. A mi la combinación de menta y chocolate siempre me ha gustado, y siempre que he comprado estas chocolatinas han volado en pocas horas.

Hace tiempo que estoy experimentando con estas chocolatinas. Quiero hacer un bizcocho un poco curioso. No os voy a decir en qué consiste, porque todos mis esfuerzos están siendo en vano y si algún día sale, os quiero dar la sorpresa. Ya lo he intentado tres veces. La cobertura es deliciosa, pero el bizcocho, pues como que no me acaba de convencer.

Por lo tanto, y como la cobertura de After Eight está impresionante, he decidido publicar de momento esta receta, por si algún día os interesa cubrir un bizcocho con un sabor de chocolate y menta delicioso. Se nota que me encanta la menta con chocolate, ¿eh? jajaja.

Con estas cantidades tenéis de sobra para cubrir un bizcocho similar al bundt cake de la foto superior hecho con el molde "Cathedral" de Nordic Ware. Es un molde bastante grande.

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Vasitos de crema de melocotón y nubes (marshmallows)


¡Qué buena que estaba esta crema de melocotón y nubes! La verdad es que no tenía previsto hacer algo así, pero hace unas semanas, decidí hacer este bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete, y para hacer la cobertura, pedí un bote enorme de de crema de nubes (o Marshmallow fluff, o crema de malvavisco, tiene muchos nombres) y me sobró bastante.

No sabía qué hacer con el Marshmallow fluff que me quedó, y busqué por Internet. Quería hacer algo diferente que no fuese la típica cobertura para pasteles o para cupcakes... y entonces fue cuando me encontré con esta receta A Temperatura Varoma

La receta era una mousse de melocotón con nubes y pensé que, si sustituía las nubes por el Marshmallow fluff podría servir para gastar el que me sobró. Queda como una crema. Si no tenéis Marshmallow fluff, podéis usar nubes y os quedará tipo mousse, ya que las nubes llevan más gelatina que la crema de nubes y el resultado será más consistente.

Sea como sea, os animo a hacerla, porque está deliciosa.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete


¡Este bizcocho bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete está de vicio!. Hace unas semanas compré mantequilla de cacahuete para hacer las galletas de las arañas mortíferas, y me sobró bastante. Por lo tanto, decidí probar a hacer un bizcocho bundt cake marmolado.

Mi idea inicial era muy diferente de lo que salió. De hecho estuve a punto de no publicarlo, porque me despisté y con las prisas, en lugar de poner el horno a 180 grados lo puse a 190, y se me torró por fuera un poco más de la cuenta. Por suerte, me di cuenta a tiempo y pude bajarlo sin que se me llegase a quemar.

Pero como lo que importa es el resultado final, y en este caso salió un bizcocho riquísimo, he decidido publicar esta maravilla. Si disponéis de mantequilla de cacahuete, es una buena forma de hacer un bizcocho original. Os lo recomiendo.

lunes, 17 de octubre de 2016

Arañas mortíferas


Podéis ir pensando que estas arañas son muy monas, sí... pero, ¿sabéis qué ha pasado en realidad? Estas dos calaveras eran un par de incautos que han pensado lo mismo: "¡Mira qué arañitas tan monas!..." y decidieron darles unas galletas a ver qué hacían... ¡Las arañas, sin pensárselo dos veces, saltaron sobre ellos y se los comieron!... ¡Y como ya tenían la panza llena, se llevaron las galletas para comérselas más tarde como merienda! Esta foto, en plena huida con las galletas da fe de ello... O sea, que si algún día os encontráis con ellas, id con mucho cuidado...

En realidad, estas arañas mortíferas fueron creadas por una bruja malvada en una maldita noche de Halloween, y el otro día cayó en mis manos la receta mágica indispensable para que cobren vida en esa noche. Con esta receta salen unas cincuenta arañas mortíferas...¡Todo un ejército!. Si decidís correr el riesgo de realizar esta receta mágica para la noche de Halloween, asumid todas las consecuencias...

Un consejo para que tengáis la posibilidad de sobrevivir a estas arañas en la noche de Halloween... Las galletas que les dieron los dos incautos les encantaron. Por lo tanto, si cuando hagáis las arañas, las hacéis con las galletas, existe una mínima posibilidad de que se zampen primero las galletas y cuando vayan a por vosotros ya tengan la panza llena y se lo piensen dos veces antes de mataros. Estáis avisados...

lunes, 26 de septiembre de 2016

Bundt cake de limón, jengibre y pimienta blanca


No. No me he equivocado. Este bundt cake es de limón, jengibre y pimienta blanca molida.... ¡Y está delicioso!. En la vida hubiese imaginado que un bizcocho pudiese llevar pimienta blanca molida y que estuviese tan bueno.

Los que más o menos vais siguiendo este blog, sabréis que me encanta probar combinaciones y sabores nuevos. Hace un par de años que guardo esta receta mal escrita en un papel, en mi carpeta de pendientes, y nunca se me había presentado la oportunidad de hacerla.

La semana pasada, rebuscando qué podía hacer con limones, porque tenia un montón, me encontré con la receta y me puse a hacerla. Metí la pata. Puse la temperatura del horno un poquitín más alta de lo debido y quedó bastante torrado por fuera y un poquito crudo por dentro. Eso sí: De sabor, buenísimo, pero estaba un poquito crudo. Además, el resto de mi familia decía que se notaba un montón el picante de la pimienta. Yo es que estoy tan habituada a las cosas picantes que no notaba nada, qué queréis que os diga... jajaja.

Como estaba delicioso y creo que es una receta que tenía que publicar, decidí volverlo a hacer esta semana poniéndole menos pimienta. Esta vez salió todo bien... jejeje. Por cierto: El bizcocho es bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones (dependiendo de lo grandes que cortéis los trozos). En nuestro caso, salieron 8 raciones... jajaja.

Además de hacer el bizcocho, también hice una crema de naranja y chocolate blanco que está para chuparse los dedos. La crema se pone en la base del plato antes de servir. Es opcional, pero combina bastante bien con el bizcocho. También os pongo los ingredientes de la crema y al final de todo os paso el enlace donde explico cómo se hace, por si deseáis hacerla.

Y ya no me enrollo más: ¡Aquí tenéis la receta del bizcocho!

lunes, 12 de septiembre de 2016

Tarta flan de manzana


Hacía mucho tiempo que no me encontraba con una receta de tarta tan fácil de hacer. Esta tarta flan de manzana no tiene ninguna complicación. Tiene una textura similar al flan y está buenísima. Además, es apta para celíacos porque no contiene gluten. ¿Qué mas se puede pedir?

Este verano he dejado mi blog un poco de lado. En parte, porque las recetas nuevas que probé salieron fatal (como unas galletas con sabor a pizza, que en lugar de saber a pizza sabían a rayos... un bizcocho de plátano que podía ser cualquier cosa menos bizcocho... en fin). Y también en parte porque con la calor que hacía sólo me apetecía estar en remojo... jajaja.

Total, que después de las vacaciones y volviendo a la rutina habitual me encontré con esta receta del blog Food & Cakes by GB. Era tan fácil de hacer, que me decidí a hacerla. ¡Y salió de maravilla!. Además, al no llevar gluten, mi hijo, que es celíaco, la pudo probar.

La receta se puede hacer en Thermomix o con batidora. Simplemente se trata de triturar todos los ingredientes, y eso se puede hacer con ambas cosas. Os la recomiendo. Probadla y ya me diréis. Muchas gracias a Food & Cakes by GB por la receta.

lunes, 13 de junio de 2016

Tarta de pera sin gluten


¡Qué rica y qué fácil de hacer es esta tarta de pera! En cuanto vi la receta en Mis thermorecetas no me lo pensé ni un momento. Lo más "complicado" es tener que cortar las láminas de pera para la parte superior. El resto, se hace solo.

Además, es una tarta que no lleva gluten, ya que en lugar de harina lleva maizena. Por lo tanto, es apta para celíacos.  La textura es bastante húmeda, algo semejante a un pudding (no es lo mismo que un pudding, pero para que os hagáis a la idea).

Yo la hice de un día para otro. De esta forma da tiempo a que repose y que quede más consistente. Os la recomiendo si queréis hacer una tarta sin muchas complicaciones.

lunes, 2 de mayo de 2016

Pastelitos de mousse de chocolate


Estos pastelitos de mousse de chocolate que vi en una receta de Nestlé son una auténtica delicia, y quedan estupendamente en el caso de tener visitas. Además, podéis hacer la mousse con antelación, ya que tiene que estar en el congelador, y el día que vayáis a servirla, ponerla en la nevera y preparar la cobertura de chocolate que va por encima.

Para que os hagáis una idea, con esta receta salen seis pastelitos de mousse de chocolate. Me sobró sólo un poquitín de mousse que puse en un vaso. Los pastelitos desaparecieron en un momento, pero antes de que desapareciesen pasó algo que os quiero comentar y os agradeceré que me deis vuestra opinión.

Una vez acabados de adornar los pastelitos, como siempre suelo hacer, me puse a hacer las fotos de rigor para el blog. Siempre suelo usar un mantel que tengo de colores bastante vistosos. Estaba yo en plena faena cuando llegó mi suegra y me vio haciendo las fotos. "¿Pero qué estás haciendoooo?" me dijo. Yo, extrañada, porque sabe perfectamente que hago fotos para el blog se lo expliqué. Entonces me dijo "¡Quita ese mantel!. ¿No ves que tiene demasiados colores y distrae la atención?"

Tengo que decir que mi suegra ha sido fotógrafa de profesión durante toda su vida. En cuanto me di cuenta, ya me había buscado un mantel sólo de color azul. Es un mantel que tengo nuevo y que nunca he usado, porque me da pánico ponerlo en la mesa. Me pone mala el hecho de pensar que se pueda manchar y que tenga que lavarlo. Es de esos que se arrugan muchísimo, y el día que lo tenga que lavar me voy a pasar un mes planchándolo y no va a volver a quedar nunca igual... jajaja.

Mientras lo iba extendiendo en la mesa yo iba pensando: "Que no se manche... que no se manche..." jajaja. En fin, que hice unas cuantas fotos y luego me dijo "Apaga la luz, que hace demasiados reflejos". Hice unas cuantas más, pero las que hice sin luz salieron demasiado oscuras.

En fin, que no me convencía. Por lo tanto, les enseñé las fotos con mantel colorido y con el mantel azul a mis compañeros de trabajo. Ganaron las fotos con el mantel azul, pero con poco margen. Por lo tanto, en la portada va la foto del mantel azul... pero la última foto es la del mantel colorido. Yo no me rindo... jajaja. No tengo ni idea de fotografía (es evidente, si veis las fotos de mi blog... jajaja), pero me sigue gustando más la del mantel colorido. Si me podéis hacer un favor, mirad las dos y decidme cuál os gusta más.

lunes, 11 de abril de 2016

Bizcocho de cerveza, canela y naranja


¡Este bizcocho de cerveza, canela y naranja está buenísimo!. En un primer momento, me pareció una mezcla un poco extraña, pero como a mi me gusta probar cosas nuevas, me lo apunté en la lista de pendientes... y allí se quedó... hasta la semana pasada.

La semana pasada decidí hacerlo, pero con las prisas, la mantequilla no estaba a temperatura ambiente. Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, porque si no, el resultado puede no ser el deseado. Y eso es lo que pensé cuando, después de ponerle la cerveza, la masa pareció que se había cortado.

En aquél momento, me planteé seguir con la receta o tirarlo todo a la basura, pero como también tengo un blog de Pifias en la cocina, donde pongo todos mis desastres culinarios, pensé que, ya que había comprado todos los ingredientes, no lo iba a tirar... jajaja. Decidí continuar a ver qué pasaba...

Y el resultado fue espectacular. Pero claro, ¿Cómo iba yo a publicar una receta con la masa cortada?...  (o al menos, eso era lo que parecía). Entonces decidí volverlo a hacer otra vez esta semana. Dejé todos los ingredientes unas 7 horas fuera de la nevera. Tiempo suficiente para que estuviesen a temperatura ambiente... jajaja.

Y cuando volví a ponerle la cerveza... ¡ZAS!. Otra vez parecía que se había cortado... Al final, llegué a la conclusión que debía de ser así, porque el bizcocho volvió a quedar buenísimo... jajaja. O sea, que aquí tenéis la receta.

Por cierto, no sale un bizcocho demasiado grande. Yo os recomiendo que lo hagáis en un molde de unos 20 cm. de ancho por 20 cm. de largo y unos 5 cm. de altura.

Muchas gracias a Loli Dominguez por la receta. ¡Los dos bizcochos volaron en un santiamén!

lunes, 21 de marzo de 2016

Tiramisú de limón


Este tiramisú de limón es uno de los mejores postres que he probado últimamente. Lo tenía en mi lista de pendientes desde hacía bastante tiempo, y la verdad es que lo repetiremos más a menudo, ya que es muy fácil de hacer y el resultado es impresionante.

Nunca me ha gustado el café, y como la receta de tiramisú lleva café, nunca me ha dado por hacerla, pero un día vi esta receta de tiramisú de limón en postres.bz y no me lo pensé dos veces: La guardé para hacerla un día de estos. He variado algunas cosas... por ejemplo, la mía lleva virutas de chocolate por encima porque creo que le da un toque especial. 

Os tengo que decir que sale bastante cantidad. Para que os hagáis una idea, con los ingredientes que os pongo a mi me salieron dos bandejas: Una de 27 x 20 x 5 cm  (es la que os pongo en las fotos) y otra de 21 x 21 x 5 cm, pero estaba tan bueno que en poco tiempo desapareció de la nevera. Además el sabor a limón hace que sea un postre de sabor refrescante.

lunes, 15 de febrero de 2016

Corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate


No se me ocurre un postre mejor para San Valentín o para cualquier día de fiesta que estos corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate. Además es muy fácil de hacer. ¡Es tan fácil que esta ha sido la primera receta en la que me ha ayudado mi hija de cuatro años!. Me ha hecho una ilusión tremenda.

Cuando vio que estaba cortando corazones me dijo: "Mama, yo también quiero hacer corazones", y ante mi sorpresa, porque nunca antes había mostrado ningún interés en la cocina, cogió el cortador y cortó los corazones siguiendo mis indicaciones. Lo hizo muy bien. Podéis ver el resultado en las fotos (orgullo de madre)... jejeje.

Además es un postre que podéis tener preparado con antelación. Podéis hacer el hojaldre, montar la nata y cortar las fresas. Dejáis la nata y las fresas en la nevera y cuando sea el momento sólo tenéis que derretir los dos chocolates y montar el postre. ¡Más fácil, imposible!. 

El número de corazones que os salgan dependerá del tamaño del cortador que tengáis. El mío era de tamaño mediano y salieron 20 corazones. Como cada ración tiene 4 corazones, he tenido para 5 comensales.

lunes, 25 de enero de 2016

Vasitos de manzana caramelizada con ganache de chocolate blanco y mermelada de fresas


No debería de hacer postres, porque mi marido está a dieta, y después del atracón de las fiestas de navidad tampoco es que sea muy recomendable, pero es que... ¡no lo puedo evitar! jajaja. Tenía en la nevera nata líquida para montar, un poco de mermelada de fresa y unas manzanas golden y me dio por hacer este postre... jajaja.

En un principio iba a hacer algo totalmente diferente, pero mientras estaba en ello, cambié de opinión y creo que fue todo un acierto. La combinación de la manzana caramelizada, el chocolate blanco y la mermelada de fresa está buenísima. 

Además, es un postre que se puede dejar preparado con antelación, ya que está mejor de un día para otro. Ideal para la gente que no dispone de mucho tiempo y quiere tener preparadas las cosas antes de tiempo.

La receta es para cuatro vasitos de unos ocho cms. de diámetro por seis cms. de alto. Si queréis hacer más vasitos, podéis doblar las cantidades.

lunes, 11 de enero de 2016

Tarta de turrón de Jijona


Al igual que pasa en muchas casas, cuando se acaban las navidades sobra turrón. En mi casa siempre acaba sobrando tooodo el turrón de Jijona. Como cada Navidad, siempre acaban apareciendo en casa una o varias tabletas de ese turrón. No sé si es por arte de magia o es que se materializan en el armario de la cocina... jajaja. La cuestión es que cuando me doy cuenta ya han aparecido. 

El problema es que a nosotros no nos gusta el turrón de Jijona, y siempre acaban dando vueltas por la cocina hasta que me decido a hacer alguna cosa con ellos. El año pasado hice un flan de turrón de Jijona, y este año, pensaba hacer lo mismo, pero di con esta receta del blog MisThermorecetas, y decidí ponerme manos a la obra.

¡La tarta salió buenísima!. ¡Y eso que no nos gusta el turrón de Jijona!... jajaja. Es un auténtico vicio. En mi caso la he hecho porque me sobraba turrón, pero se puede hacer como postre para Nochebuena, Navidad, Año Nuevo, o cualquier otro día festivo. Tiene un sabor muy suave y la combinación con las galletas a la canela y el cacao es acertadísima. Además, es muy fácil de hacer.

Muchas gracias al blog MisThermorecetas por la receta. :)

lunes, 26 de octubre de 2015

Manzanas demoníacas


¡Se acerca Halloween! Me encanta esta fiesta... jejeje. Y como cada año, ¡aquí tenéis mi receta para la noche de Halloween!. Esta vez han tocado estas terroríficas manzanas demoníacas. Sí, son manzanas... un poco tuneadas, pero manzanas después de todo.

Este año quería preparar un demonio de manzana bañada en chocolate y con cuernos. Hice varios experimentos fallidos (que no sé si colgar en mi blog de pifias en la cocina, porque son tan penosos que no sé si vale la pena). En un principio quería hacer el bicho con un cuarto de manzana bañada en chocolate, pero quedaba tan mal que al final desistí del baño de chocolate y lo hice con una manzana entera, porque si usaba un cuarto de manzana, la boca se llevaba la mayor parte del trozo... jajaja.

Lo mejor de todo es que podéis dejar muchas cosas ya preparadas el día anterior, y así, a día siguiente sólo tenéis que montar la manzana. Eso sí. Lo último que tenéis que hacer es poner la fresa de lengua, ya que las fresas se estropean muy pronto.

Os dejo con estas manzanas diabólicas... cuidado de que no os muerdan... jajaja.

lunes, 5 de octubre de 2015

Tarta de nubes


¡Pero qué buena que está esta tarta! Sí, lo habéis leído bien. Es una tarta de nubes, de esas chuches que son tan esponjosas y de color rosa, que cuando te las comes se te deshacen en la boca. Navegando por la red encontré una receta de tarta de nubes, pero no me acabó de convencer, y al final hice mi propia versión.

Os tengo que avisar que es una tarta enooorme. Tenía un molde de 26 cms. y la tarta llegaba hasta arriba. Por lo tanto, si no queréis hacer una tarta tan grande, podéis poner la mitad de los ingredientes del relleno. La cantidad de la base de galletas, de la gelatina y de la nata para adornar la tendréis que dejar igual, pero el relleno lo podéis dividir y hacer la mitad. Eso sí, una vez hecha os vais a arrepentir de haber hecho sólo la mitad... ¡¡¡porque está buenísima!!! jajaja.

También os tengo que decir un par de cosillas más...
La primera: Las nubes abultan mucho, y yo no tenía ningún recipiente lo suficientemente grande como para derretirlas todas a la vez. Por lo tanto, puse la mitad en una olla y a medida que se iban derritiendo, iba añadiendo el resto. Así hasta que se derritieron por completo. 

La segunda: Os aviso que cuando las nubes están completamente derretidas son muuuy pegajosas. En un principio pensé en derretirlas en la Thermomix, pero como sabía que después me iba a costar bastante limpiarla usé una olla, y no me arrepentí. Por lo tanto, usad una olla que sea fácil de limpiar después. 

Un último apunte: Usé un molde desmontable con base de cristal, y no puse nada debajo. Puse la base de galletas directamente sobre el cristal y quedó un poco pegado. Quizá hubiese ido mejor poner en la base un poco de spray desmoldante, o un papel de hornear para que no quedase tan pegado. De todas formas, se despegaba pasando una espátula por debajo.

En fin, ya no me enrollo más: La tarta salió buenísima, y aquí tenéis la receta... jejeje.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Vasitos con mousse de chocolate blanco y crema de mango


Hay días que te da por comprar cosas que están de oferta y luego te olvidas y cuando te das cuenta están a punto de echarse a perder... jajaja. Eso me pasó a mi con los mangos, que me encantan de cualquier forma. Los encontré muy bien de precio y compré bastantes... Gasté unos cuantos y el resto ahí se quedaron, en la nevera, hasta que me di cuenta al cabo de un tiempo. Y como me gusta ir haciendo cosas nuevas, porque comer siempre lo mismo es muy aburrido, pues comencé a mirar a ver en qué podía gastar los mangos...

Buscando por mi archivo personal de recetas pendientes de hacer, di con ésta receta, que estaba explicada un poco de mala manera ya que la apunté a mano mientras veía el Canal Cocina, pero que tenía muy buena pinta. 

Os he de decir que con estas cantidades hay para un regimiento, pero que está tan bueno que desaparecerán en un momento... jajaja. Si no queréis hacer tanto, podéis poner la mitad. 

También os tengo que decir que no sabía qué nombre ponerle, porque no es bien bien una mousse de chocolate blanco. La mousse lleva claras de huevo y esto no. 

Un aviso: Normalmente pongo recetas bastante fáciles de hacer, pero esta, es un pelín puñetera. Para mezclar el chocolate blanco con la nata, el chocolate blanco tiene que estar derretido, pero a temperatura ambiente. Si no lo hacéis así, tendréis una textura como granulada. No pasa nada. Sigue estando riquísima también. (lo sé porque lo hice dos veces. La primera salió granulada y la segunda no). Si os sale una textura granulada tendréis problemas si le ponéis una boquilla muy estrecha o muy cerrada.

Por lo tanto, por si las moscas, si le ponéis una boquilla a la manga pastelera para la mousse de chocolate blanco, mejor que sea de estrella bastante abierta, porque si la boquilla es estrecha o muy cerrada y os queda esa textura granulada, no habrá manera de que salga nada.

lunes, 31 de agosto de 2015

Granizado de mango y fresas


¡¡¡La receta de este granizado de mango y fresas es tan fácil que hasta me da vergüenza ponerla!!!  jajaja. Peeeroooo... como estamos en verano y hace tantísima calor, apetece algo fresquito y sano, como un buen granizado.

¿Y qué mejor granizado que uno de mango y fresas? Pues eso era lo que estaba pensando cuando llegué al supermercado. O sea, que me fui directa a la frutería y me aprovisioné de unos cuantos mangos y unas cuantas fresas. De hecho, para esta receta sólo necesité un mango, pero quería hacer más cosas con mangos y compré unos cuantos. 

La idea era hacer el granizado para merendar, pero luego me salieron un par de cosillas y lo hice para postre de nuestra cena. Además, cuando llegué a casa después de la compra me di cuenta que... ¡me faltaban cubitos de hielo! Pues nada... puse agua en la cubitera y pensé que en un par de horas estarían hechos los cubitos... 

Sólo deciros que cuando giré las cubiteras en lugar de cubitos cayó una mezcla hielo y agua... pero yo en ese momento ni me enteré... No miré el contenedor de cubitos y no me di cuenta de lo que había pasado hasta el momento de hacer el granizado. Cuando abrí el contenedor de cubitos el agua ya se había convertido en hielo. Había una especie de bloque enorme de hielo y por en medio, los cubitos pegados... jajaja.

En fin, que a veces soy una despistada y una impaciente... jajaja. Me costó horrores romper aquello. De hecho, en las fotos se pueden ver los trozos enormes que pude partir. ¡Vamos, que si no lo hubiese podido partir hubiese puesto todo el bloque entero!. ¡Yo no me quedaba sin mi granizado! jajaja.

lunes, 25 de mayo de 2015

Vasitos de flan de naranja, chocolate y nata


Para que os hagáis una idea: Estos vasitos de flan de naranja, chocolate y nata no duraron ni media hora en casa... jajaja. Pensaba que iban a durar un poquitín más, ya que entre una cosa y otra, me pasé tooodo el día haciendo estos vasitos. No es que sean complicados de hacer. Son muy fáciles de hacer... pero entre capa y capa tuve que ir al supermercado, luego tuve que ir a una fiesta de cumpleaños y por último, tuve que dar de cenar a los niños... y claro... todavía no he aprendido la técnica de desdoblarme y hacer dos cosas a la vez en dos sitios diferentes... jajaja.

Hacía tiempo que quería hacer un postre con vasitos. De hecho, ya había puesto unos cuantos en el blog, pero los vasos que tengo no me acaban de gustar, porque no son lisos, y no se puede ver bien lo que hay dentro del vaso. Llevaba meses buscando unos vasos que me gustasen, cuando de repente, y por arte de magia, un día entré en mi cocina... ¡Y me encontré con el vaso que estaba buscando durante tanto tiempo! Estaba delante mío, encima del mármol...