Mostrando entradas con la etiqueta gelatina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gelatina. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

lunes, 2 de mayo de 2016

Pastelitos de mousse de chocolate


Estos pastelitos de mousse de chocolate que vi en una receta de Nestlé son una auténtica delicia, y quedan estupendamente en el caso de tener visitas. Además, podéis hacer la mousse con antelación, ya que tiene que estar en el congelador, y el día que vayáis a servirla, ponerla en la nevera y preparar la cobertura de chocolate que va por encima.

Para que os hagáis una idea, con esta receta salen seis pastelitos de mousse de chocolate. Me sobró sólo un poquitín de mousse que puse en un vaso. Los pastelitos desaparecieron en un momento, pero antes de que desapareciesen pasó algo que os quiero comentar y os agradeceré que me deis vuestra opinión.

Una vez acabados de adornar los pastelitos, como siempre suelo hacer, me puse a hacer las fotos de rigor para el blog. Siempre suelo usar un mantel que tengo de colores bastante vistosos. Estaba yo en plena faena cuando llegó mi suegra y me vio haciendo las fotos. "¿Pero qué estás haciendoooo?" me dijo. Yo, extrañada, porque sabe perfectamente que hago fotos para el blog se lo expliqué. Entonces me dijo "¡Quita ese mantel!. ¿No ves que tiene demasiados colores y distrae la atención?"

Tengo que decir que mi suegra ha sido fotógrafa de profesión durante toda su vida. En cuanto me di cuenta, ya me había buscado un mantel sólo de color azul. Es un mantel que tengo nuevo y que nunca he usado, porque me da pánico ponerlo en la mesa. Me pone mala el hecho de pensar que se pueda manchar y que tenga que lavarlo. Es de esos que se arrugan muchísimo, y el día que lo tenga que lavar me voy a pasar un mes planchándolo y no va a volver a quedar nunca igual... jajaja.

Mientras lo iba extendiendo en la mesa yo iba pensando: "Que no se manche... que no se manche..." jajaja. En fin, que hice unas cuantas fotos y luego me dijo "Apaga la luz, que hace demasiados reflejos". Hice unas cuantas más, pero las que hice sin luz salieron demasiado oscuras.

En fin, que no me convencía. Por lo tanto, les enseñé las fotos con mantel colorido y con el mantel azul a mis compañeros de trabajo. Ganaron las fotos con el mantel azul, pero con poco margen. Por lo tanto, en la portada va la foto del mantel azul... pero la última foto es la del mantel colorido. Yo no me rindo... jajaja. No tengo ni idea de fotografía (es evidente, si veis las fotos de mi blog... jajaja), pero me sigue gustando más la del mantel colorido. Si me podéis hacer un favor, mirad las dos y decidme cuál os gusta más.

lunes, 5 de octubre de 2015

Tarta de nubes


¡Pero qué buena que está esta tarta! Sí, lo habéis leído bien. Es una tarta de nubes, de esas chuches que son tan esponjosas y de color rosa, que cuando te las comes se te deshacen en la boca. Navegando por la red encontré una receta de tarta de nubes, pero no me acabó de convencer, y al final hice mi propia versión.

Os tengo que avisar que es una tarta enooorme. Tenía un molde de 26 cms. y la tarta llegaba hasta arriba. Por lo tanto, si no queréis hacer una tarta tan grande, podéis poner la mitad de los ingredientes del relleno. La cantidad de la base de galletas, de la gelatina y de la nata para adornar la tendréis que dejar igual, pero el relleno lo podéis dividir y hacer la mitad. Eso sí, una vez hecha os vais a arrepentir de haber hecho sólo la mitad... ¡¡¡porque está buenísima!!! jajaja.

También os tengo que decir un par de cosillas más...
La primera: Las nubes abultan mucho, y yo no tenía ningún recipiente lo suficientemente grande como para derretirlas todas a la vez. Por lo tanto, puse la mitad en una olla y a medida que se iban derritiendo, iba añadiendo el resto. Así hasta que se derritieron por completo. 

La segunda: Os aviso que cuando las nubes están completamente derretidas son muuuy pegajosas. En un principio pensé en derretirlas en la Thermomix, pero como sabía que después me iba a costar bastante limpiarla usé una olla, y no me arrepentí. Por lo tanto, usad una olla que sea fácil de limpiar después. 

Un último apunte: Usé un molde desmontable con base de cristal, y no puse nada debajo. Puse la base de galletas directamente sobre el cristal y quedó un poco pegado. Quizá hubiese ido mejor poner en la base un poco de spray desmoldante, o un papel de hornear para que no quedase tan pegado. De todas formas, se despegaba pasando una espátula por debajo.

En fin, ya no me enrollo más: La tarta salió buenísima, y aquí tenéis la receta... jejeje.

lunes, 27 de abril de 2015

Tarta de caramelos pikotas (con sabor a piruleta de fresa)


Siempre me ha gustado el sabor de las piruletas de fresa... ¡ Y esta tarta tiene sabor a piruleta de fresa! Sí, tal y como lo leéis. El otro día, estaba chafardeando por internet y fui a parar al blog La casita de chocolate. Me llamó mucho la atención esta tarta de caramelos pikotas. Son unos caramelos que tienen gusto a piruleta de fresa y que están buenísimos. Por lo tanto, decidí que mi próxima tarta iba a ser de caramelos pikotas. ¡Y ha sido todo un acierto!. 

He modificado algunos ingredientes y cantidades, y alguna cosita a la hora de hacerla, pero el procedimiento básicamente es casi el mismo que el original. Con la receta os pongo el paso a paso para que veáis cómo se hace.

La tarta ha sido un visto y no visto. De hecho, sólo tuve tiempo de hacer unas pocas fotos a la tarta. Mi marido se llevó un trozo al trabajo, para que la probasen sus compañeros y el resto, en unos minutos, desapareció. ¡Estaba buenísima!. Si seguimos a este paso, dentro de poco no vamos a caber por la puerta... jajaja.

Muchos os preguntaréis dónde podéis encontrar estos caramelos. Podéis encontrar los caramelos pikotas en muchos sitios. Yo los encontré en el Mercadona. No son de la marca Hacendado. Por lo tanto, lo deben de vender en más sitios. En la receta os pongo una foto de la bolsa para que podáis encontrarlos.

lunes, 20 de abril de 2015

Lasaña de chocolate blanco con fresas y salsa de chocolate negro


Cuando vi esta lasaña de chocolate blanco con fresas y salsa de chocolate negro no me pude resistir a probarla. La receta original es de Isabel del río, pero he modificado algunas cantidades y le he añadido algún ingrediente más. 

Sólo os puedo decir que duró en el plato unos pocos segundos. El tiempo justo para hacer las fotos... luego, las dos lasañas que hice volaron... jajajaja.

También os tengo que decir que las tuve que hacer dos veces, ya que la primera, las hice igual que en la receta original y las fresas no paraban de caerse. Sí, soy un poco desastre... jajaja. Y por lo tanto, a pesar de que estaba buenísima, pero estéticamente no quedó nada bien, decidí usar unos aros de emplatar para volverlas a hacer. Ni punto de comparación. Mucho más fácil de hacer, ¡¡y al desmoldar las fresas siguieron en su sitio!! jajaja. 

Además de los aros de emplatar, la segunda vez modifiqué algunas cosas y le añadí sirope de fresa, y creo que todavía mejoró más. Por lo tanto, os paso la receta tal y como la hice yo. Si la probáis ya me diréis si os ha gustado.

lunes, 9 de junio de 2014

Poke Cake de Naranja, Fresa y Chocolate


¡¡¡Ya tenemos aquí mi receta número 100!!! Y para celebrarlo, quería inventarme alguna cosa especial, diferente. ¡¡¡Y aquí está mi poke cake de naranja, fresa y chocolate!!! jejeje. ¿Y qué es un poke cake? Por lo visto, es un bizcocho que se está poniendo de moda en EEUU. Se trata de un bizcocho al que se le hacen agujeros y los agujeros se rellenan de alguna crema, mousse, gelatina o similar. Luego se pone una cobertura y cuando se corta, queda bastante vistoso.

Me costó un poquito pensar qué iba a hacer para esta ocasión tan especial. Lo primero que se me vino a la cabeza pensando en mi receta número 100 es que iba a ser un poke cake de naranja. Sí, pero ¿¿naranja y qué más?? El chocolate combina bien con la naranja... Entonces, ¡naranja y chocolate!, pero ¿¿¿qué le pongo en los "bujeros"???? jajaja. La fresa está muy buena también con el chocolate... Pero la combinación de los tres ¿¿cómo va a quedar?? Pues después de probarlo, ya os lo digo yo: ¡¡¡Para chuparse los dedos!!! jajaja. Claro que en ese momento, no estaba muy segura de si iba a quedar bien o no... pero al final me decidí, y lamento decirles a mis compis del trabajo que el bizcocho no ha durado ni 24 horas. ¡¡¡Ha volado!!! jajaja

Lo primero de todo: Necesitaba una buena receta de bizcocho de naranja. En eso sí que no iba a improvisar. No quería que todo se fuese al traste por improvisar un bizcocho... que ya me conozco y mi blog de Pifias en la Cocina da fe de los desastres que he llegado a "inventar"... jajaja. Por lo tanto, decidí hacer el bizcocho de naranja de Canelona, del blog "Recetario Canecositas" (¡¡¡Muchas gracias Canelona!!!. ¡¡¡Tus recetas nunca fallan!!!). Varié un poco lo de triturar la naranja, ya que no quería arriesgarme a que amargase, pero básicamente es el mismo. Además, para que no faltase la pifia de turno, se me olvidó poner el aceite y una vez puesta la masa en el molde ¡me acordé que faltaba el aceite! Por lo tanto, puse el aceite en la masa y con una cuchara me dediqué a remover la masa de dentro del molde... Luego se me olvidó hacer la foto de la masa en el molde.. jajaja. ¡Qué cabeza la mía!

Después estaba el problema de la gelatina de fresa. En un principio no lo pensé, pero si pones gelatina líquida en un bizcocho, lo más normal es que lo absorba y el agujero siga existiendo. Puse gelatina en unos cuantos agujeros y cuando vi lo que pasaba, decidí dejar el resto sin poner gelatina y añadir en todos esta mermelada de fresa, sandía y cerezas a la menta (Con una mermelada normal de fresa ya vale). Después de abrir el bizcocho, los agujeros que quedaron mejor fueron los que tenían gelatina y mermelada, ya que el color rojo estaba más fuerte que en los que sólo había mermelada. Por lo tanto, la combinación gelatina y mermelada es la correcta.

Bueno, por hoy ya os he dado bastante la brasa. Vamos a por la receta:

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cerebro sangriento


Hacía tiempo que quería hacer un cerebro para Halloween, y este año me he decidido. Necesitaba algo que se hiciese el día anterior, porque el día de Halloween no sabía si tendría tiempo de hacer nada, y en este caso, el cerebro es ideal. Al ser gelatina, necesita unas cuantas horas para solidificar. Por lo tanto, hice la mezcla el día anterior, y el mismo día sólo tuve que desmoldar.
La receta original es de Georgia Gonzalez, pero la he adaptado para Thermomix. Al final el color ha quedado tirando a blanco, pero es que no quería arriesgarme a ponerle color y estropearlo. Otro año quizá...
La receta original también viene con una cucharada de esencia de vainilla transparente. No la pude encontrar. Todas las esencias de vainilla que vi eran de un color oscuro, y preferí no ponerla. En su lugar puse esencia de fresa y kiwi. Era como si estuvieses comiendo un chicle de fresa!!! jajaja
También tengo que decir que para que la gelatina fuese más fácil de desmoldar le puse un spray antiadherente... era la primera vez que lo usaba, y por lo visto me pasé tres pueblos... Por lo visto se tenía que poner poquito... Y al desmoldar salió el aceite por todos lados!!! Eso sí, se desmoldó súper bien!!! jajaja
Aquí tenéis la receta:

domingo, 15 de septiembre de 2013

Ojos Sangrientos de Dragón


Hace un año que tengo esta receta por subir y nunca tengo tiempo!!! Aprovecho ahora que falta poco para Halloween por si hay alguien interesado en hacerla. Aviso de que es un poco complicada de hacer. De hecho, yo la tuve que hacer dos veces para que saliese bien. Recomiendo tener moldes de silicona para hacer la panna cotta, ya que de esta forma es más fácil de desmoldar. La primera vez que lo hice usé unos moldes de semi esfera rígidos y sólo pude desmontar uno decentemente. El resto... mejor no hablar del resto... jajaja!!! Por lo tanto, después del destrozo, decidí comprarme unos moldes de silicona y volverlos a hacer. Fueron mucho más fáciles de desmoldar, aunque reconozco que me falta un poco de práctica desmoldando cosas de gelatina...

Esta receta la vi en el blog kitchentablescraps.com. La parte del ojo es diferente de la original. Más que nada por la dificultad que tuve de encontrar leche de coco. Buscando por la web, encontré la receta adaptada en recetin.com, y decidí hacer una mezcla de las dos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Pócima Sangrienta con Ojos, Cucarachas y Gusanos de la Ciénaga


Ingredientes para 6 pócimas:
  • 1 Paquete de gelatina de fresa
  • Gusanitos de chuches (a gusto del consumidor)
  • 6 Ojos de chuches
  • 18 dátiles