Mostrando entradas con la etiqueta chocolate. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta chocolate. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de marzo de 2017

Bizcocho de turrón de Jijona y chocolate blanco


Hacía año y medio que tenía en casa una tableta de turrón de Jijona que me regaló mi madre. A mi no me gusta el turrón de Jijona, y siempre intento hacer alguna cosa que no sea comérmelo a palo seco, pero el tiempo iba pasando y el turrón seguía en el armario. 

Ya casi era como un miembro de la familia por el tiempo que llevaba en la cocina, pero sintiéndolo mucho, llegaba ya a su fecha de caducidad, y como a mi no me gusta tirar las cosas, antes de que al turrón le salieran patas y decidiese salir de casa por su propio pie, pensé en hacer un bizcocho. 

Estuve mirando por Internet a ver si veía alguno que me convenciera, y al final, decidí hacer una variante del Bizcocho de turrón de webos fritos. Dudo que leas esto Su, pero si lo lees, muchas gracias por la receta. Como siempre, tus recetas no fallan.

Me apetecía hacer algo con chocolate blanco, y lo rellené con trocitos por dentro y por fuera le puse también una cobertura. Además, lo acompañé en el plato con una salsa de chocolate blanco y naranja para chuparse los dedos. El bizcocho quedó buenísimo. No hace falta decir que en poco tiempo desapareció. La combinación del turrón de Jijona con el chocolate blanco queda deliciosa, y acompañado con la salsa, queda impresionante.

Es un bizcocho bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones. Dependiendo de lo grandes que cortéis las porciones.

Si os sobra alguna tableta de turrón de Jijona y no sabéis qué hacer con ella, os animo a probar el bizcocho. Vale la pena.

lunes, 6 de marzo de 2017

Cobertura de After Eight (chocolate y menta)


Para quien no lo sepa, las chocolatinas "After Eight" (se llaman así) son unos cuadrados de chocolate negro muy finos rellenos de una crema de menta. Están deliciosas. A mi la combinación de menta y chocolate siempre me ha gustado, y siempre que he comprado estas chocolatinas han volado en pocas horas.

Hace tiempo que estoy experimentando con estas chocolatinas. Quiero hacer un bizcocho un poco curioso. No os voy a decir en qué consiste, porque todos mis esfuerzos están siendo en vano y si algún día sale, os quiero dar la sorpresa. Ya lo he intentado tres veces. La cobertura es deliciosa, pero el bizcocho, pues como que no me acaba de convencer.

Por lo tanto, y como la cobertura de After Eight está impresionante, he decidido publicar de momento esta receta, por si algún día os interesa cubrir un bizcocho con un sabor de chocolate y menta delicioso. Se nota que me encanta la menta con chocolate, ¿eh? jajaja.

Con estas cantidades tenéis de sobra para cubrir un bizcocho similar al bundt cake de la foto superior hecho con el molde "Cathedral" de Nordic Ware. Es un molde bastante grande.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete


¡Este bizcocho bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete está de vicio!. Hace unas semanas compré mantequilla de cacahuete para hacer las galletas de las arañas mortíferas, y me sobró bastante. Por lo tanto, decidí probar a hacer un bizcocho bundt cake marmolado.

Mi idea inicial era muy diferente de lo que salió. De hecho estuve a punto de no publicarlo, porque me despisté y con las prisas, en lugar de poner el horno a 180 grados lo puse a 190, y se me torró por fuera un poco más de la cuenta. Por suerte, me di cuenta a tiempo y pude bajarlo sin que se me llegase a quemar.

Pero como lo que importa es el resultado final, y en este caso salió un bizcocho riquísimo, he decidido publicar esta maravilla. Si disponéis de mantequilla de cacahuete, es una buena forma de hacer un bizcocho original. Os lo recomiendo.

lunes, 17 de octubre de 2016

Arañas mortíferas


Podéis ir pensando que estas arañas son muy monas, sí... pero, ¿sabéis qué ha pasado en realidad? Estas dos calaveras eran un par de incautos que han pensado lo mismo: "¡Mira qué arañitas tan monas!..." y decidieron darles unas galletas a ver qué hacían... ¡Las arañas, sin pensárselo dos veces, saltaron sobre ellos y se los comieron!... ¡Y como ya tenían la panza llena, se llevaron las galletas para comérselas más tarde como merienda! Esta foto, en plena huida con las galletas da fe de ello... O sea, que si algún día os encontráis con ellas, id con mucho cuidado...

En realidad, estas arañas mortíferas fueron creadas por una bruja malvada en una maldita noche de Halloween, y el otro día cayó en mis manos la receta mágica indispensable para que cobren vida en esa noche. Con esta receta salen unas cincuenta arañas mortíferas...¡Todo un ejército!. Si decidís correr el riesgo de realizar esta receta mágica para la noche de Halloween, asumid todas las consecuencias...

Un consejo para que tengáis la posibilidad de sobrevivir a estas arañas en la noche de Halloween... Las galletas que les dieron los dos incautos les encantaron. Por lo tanto, si cuando hagáis las arañas, las hacéis con las galletas, existe una mínima posibilidad de que se zampen primero las galletas y cuando vayan a por vosotros ya tengan la panza llena y se lo piensen dos veces antes de mataros. Estáis avisados...

lunes, 26 de septiembre de 2016

Bundt cake de limón, jengibre y pimienta blanca


No. No me he equivocado. Este bundt cake es de limón, jengibre y pimienta blanca molida.... ¡Y está delicioso!. En la vida hubiese imaginado que un bizcocho pudiese llevar pimienta blanca molida y que estuviese tan bueno.

Los que más o menos vais siguiendo este blog, sabréis que me encanta probar combinaciones y sabores nuevos. Hace un par de años que guardo esta receta mal escrita en un papel, en mi carpeta de pendientes, y nunca se me había presentado la oportunidad de hacerla.

La semana pasada, rebuscando qué podía hacer con limones, porque tenia un montón, me encontré con la receta y me puse a hacerla. Metí la pata. Puse la temperatura del horno un poquitín más alta de lo debido y quedó bastante torrado por fuera y un poquito crudo por dentro. Eso sí: De sabor, buenísimo, pero estaba un poquito crudo. Además, el resto de mi familia decía que se notaba un montón el picante de la pimienta. Yo es que estoy tan habituada a las cosas picantes que no notaba nada, qué queréis que os diga... jajaja.

Como estaba delicioso y creo que es una receta que tenía que publicar, decidí volverlo a hacer esta semana poniéndole menos pimienta. Esta vez salió todo bien... jejeje. Por cierto: El bizcocho es bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones (dependiendo de lo grandes que cortéis los trozos). En nuestro caso, salieron 8 raciones... jajaja.

Además de hacer el bizcocho, también hice una crema de naranja y chocolate blanco que está para chuparse los dedos. La crema se pone en la base del plato antes de servir. Es opcional, pero combina bastante bien con el bizcocho. También os pongo los ingredientes de la crema y al final de todo os paso el enlace donde explico cómo se hace, por si deseáis hacerla.

Y ya no me enrollo más: ¡Aquí tenéis la receta del bizcocho!

lunes, 2 de mayo de 2016

Pastelitos de mousse de chocolate


Estos pastelitos de mousse de chocolate que vi en una receta de Nestlé son una auténtica delicia, y quedan estupendamente en el caso de tener visitas. Además, podéis hacer la mousse con antelación, ya que tiene que estar en el congelador, y el día que vayáis a servirla, ponerla en la nevera y preparar la cobertura de chocolate que va por encima.

Para que os hagáis una idea, con esta receta salen seis pastelitos de mousse de chocolate. Me sobró sólo un poquitín de mousse que puse en un vaso. Los pastelitos desaparecieron en un momento, pero antes de que desapareciesen pasó algo que os quiero comentar y os agradeceré que me deis vuestra opinión.

Una vez acabados de adornar los pastelitos, como siempre suelo hacer, me puse a hacer las fotos de rigor para el blog. Siempre suelo usar un mantel que tengo de colores bastante vistosos. Estaba yo en plena faena cuando llegó mi suegra y me vio haciendo las fotos. "¿Pero qué estás haciendoooo?" me dijo. Yo, extrañada, porque sabe perfectamente que hago fotos para el blog se lo expliqué. Entonces me dijo "¡Quita ese mantel!. ¿No ves que tiene demasiados colores y distrae la atención?"

Tengo que decir que mi suegra ha sido fotógrafa de profesión durante toda su vida. En cuanto me di cuenta, ya me había buscado un mantel sólo de color azul. Es un mantel que tengo nuevo y que nunca he usado, porque me da pánico ponerlo en la mesa. Me pone mala el hecho de pensar que se pueda manchar y que tenga que lavarlo. Es de esos que se arrugan muchísimo, y el día que lo tenga que lavar me voy a pasar un mes planchándolo y no va a volver a quedar nunca igual... jajaja.

Mientras lo iba extendiendo en la mesa yo iba pensando: "Que no se manche... que no se manche..." jajaja. En fin, que hice unas cuantas fotos y luego me dijo "Apaga la luz, que hace demasiados reflejos". Hice unas cuantas más, pero las que hice sin luz salieron demasiado oscuras.

En fin, que no me convencía. Por lo tanto, les enseñé las fotos con mantel colorido y con el mantel azul a mis compañeros de trabajo. Ganaron las fotos con el mantel azul, pero con poco margen. Por lo tanto, en la portada va la foto del mantel azul... pero la última foto es la del mantel colorido. Yo no me rindo... jajaja. No tengo ni idea de fotografía (es evidente, si veis las fotos de mi blog... jajaja), pero me sigue gustando más la del mantel colorido. Si me podéis hacer un favor, mirad las dos y decidme cuál os gusta más.

lunes, 21 de marzo de 2016

Tiramisú de limón


Este tiramisú de limón es uno de los mejores postres que he probado últimamente. Lo tenía en mi lista de pendientes desde hacía bastante tiempo, y la verdad es que lo repetiremos más a menudo, ya que es muy fácil de hacer y el resultado es impresionante.

Nunca me ha gustado el café, y como la receta de tiramisú lleva café, nunca me ha dado por hacerla, pero un día vi esta receta de tiramisú de limón en postres.bz y no me lo pensé dos veces: La guardé para hacerla un día de estos. He variado algunas cosas... por ejemplo, la mía lleva virutas de chocolate por encima porque creo que le da un toque especial. 

Os tengo que decir que sale bastante cantidad. Para que os hagáis una idea, con los ingredientes que os pongo a mi me salieron dos bandejas: Una de 27 x 20 x 5 cm  (es la que os pongo en las fotos) y otra de 21 x 21 x 5 cm, pero estaba tan bueno que en poco tiempo desapareció de la nevera. Además el sabor a limón hace que sea un postre de sabor refrescante.

lunes, 15 de febrero de 2016

Corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate


No se me ocurre un postre mejor para San Valentín o para cualquier día de fiesta que estos corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate. Además es muy fácil de hacer. ¡Es tan fácil que esta ha sido la primera receta en la que me ha ayudado mi hija de cuatro años!. Me ha hecho una ilusión tremenda.

Cuando vio que estaba cortando corazones me dijo: "Mama, yo también quiero hacer corazones", y ante mi sorpresa, porque nunca antes había mostrado ningún interés en la cocina, cogió el cortador y cortó los corazones siguiendo mis indicaciones. Lo hizo muy bien. Podéis ver el resultado en las fotos (orgullo de madre)... jejeje.

Además es un postre que podéis tener preparado con antelación. Podéis hacer el hojaldre, montar la nata y cortar las fresas. Dejáis la nata y las fresas en la nevera y cuando sea el momento sólo tenéis que derretir los dos chocolates y montar el postre. ¡Más fácil, imposible!. 

El número de corazones que os salgan dependerá del tamaño del cortador que tengáis. El mío era de tamaño mediano y salieron 20 corazones. Como cada ración tiene 4 corazones, he tenido para 5 comensales.

lunes, 25 de enero de 2016

Vasitos de manzana caramelizada con ganache de chocolate blanco y mermelada de fresas


No debería de hacer postres, porque mi marido está a dieta, y después del atracón de las fiestas de navidad tampoco es que sea muy recomendable, pero es que... ¡no lo puedo evitar! jajaja. Tenía en la nevera nata líquida para montar, un poco de mermelada de fresa y unas manzanas golden y me dio por hacer este postre... jajaja.

En un principio iba a hacer algo totalmente diferente, pero mientras estaba en ello, cambié de opinión y creo que fue todo un acierto. La combinación de la manzana caramelizada, el chocolate blanco y la mermelada de fresa está buenísima. 

Además, es un postre que se puede dejar preparado con antelación, ya que está mejor de un día para otro. Ideal para la gente que no dispone de mucho tiempo y quiere tener preparadas las cosas antes de tiempo.

La receta es para cuatro vasitos de unos ocho cms. de diámetro por seis cms. de alto. Si queréis hacer más vasitos, podéis doblar las cantidades.

lunes, 26 de octubre de 2015

Manzanas demoníacas


¡Se acerca Halloween! Me encanta esta fiesta... jejeje. Y como cada año, ¡aquí tenéis mi receta para la noche de Halloween!. Esta vez han tocado estas terroríficas manzanas demoníacas. Sí, son manzanas... un poco tuneadas, pero manzanas después de todo.

Este año quería preparar un demonio de manzana bañada en chocolate y con cuernos. Hice varios experimentos fallidos (que no sé si colgar en mi blog de pifias en la cocina, porque son tan penosos que no sé si vale la pena). En un principio quería hacer el bicho con un cuarto de manzana bañada en chocolate, pero quedaba tan mal que al final desistí del baño de chocolate y lo hice con una manzana entera, porque si usaba un cuarto de manzana, la boca se llevaba la mayor parte del trozo... jajaja.

Lo mejor de todo es que podéis dejar muchas cosas ya preparadas el día anterior, y así, a día siguiente sólo tenéis que montar la manzana. Eso sí. Lo último que tenéis que hacer es poner la fresa de lengua, ya que las fresas se estropean muy pronto.

Os dejo con estas manzanas diabólicas... cuidado de que no os muerdan... jajaja.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Vasitos con mousse de chocolate blanco y crema de mango


Hay días que te da por comprar cosas que están de oferta y luego te olvidas y cuando te das cuenta están a punto de echarse a perder... jajaja. Eso me pasó a mi con los mangos, que me encantan de cualquier forma. Los encontré muy bien de precio y compré bastantes... Gasté unos cuantos y el resto ahí se quedaron, en la nevera, hasta que me di cuenta al cabo de un tiempo. Y como me gusta ir haciendo cosas nuevas, porque comer siempre lo mismo es muy aburrido, pues comencé a mirar a ver en qué podía gastar los mangos...

Buscando por mi archivo personal de recetas pendientes de hacer, di con ésta receta, que estaba explicada un poco de mala manera ya que la apunté a mano mientras veía el Canal Cocina, pero que tenía muy buena pinta. 

Os he de decir que con estas cantidades hay para un regimiento, pero que está tan bueno que desaparecerán en un momento... jajaja. Si no queréis hacer tanto, podéis poner la mitad. 

También os tengo que decir que no sabía qué nombre ponerle, porque no es bien bien una mousse de chocolate blanco. La mousse lleva claras de huevo y esto no. 

Un aviso: Normalmente pongo recetas bastante fáciles de hacer, pero esta, es un pelín puñetera. Para mezclar el chocolate blanco con la nata, el chocolate blanco tiene que estar derretido, pero a temperatura ambiente. Si no lo hacéis así, tendréis una textura como granulada. No pasa nada. Sigue estando riquísima también. (lo sé porque lo hice dos veces. La primera salió granulada y la segunda no). Si os sale una textura granulada tendréis problemas si le ponéis una boquilla muy estrecha o muy cerrada.

Por lo tanto, por si las moscas, si le ponéis una boquilla a la manga pastelera para la mousse de chocolate blanco, mejor que sea de estrella bastante abierta, porque si la boquilla es estrecha o muy cerrada y os queda esa textura granulada, no habrá manera de que salga nada.

lunes, 25 de mayo de 2015

Vasitos de flan de naranja, chocolate y nata


Para que os hagáis una idea: Estos vasitos de flan de naranja, chocolate y nata no duraron ni media hora en casa... jajaja. Pensaba que iban a durar un poquitín más, ya que entre una cosa y otra, me pasé tooodo el día haciendo estos vasitos. No es que sean complicados de hacer. Son muy fáciles de hacer... pero entre capa y capa tuve que ir al supermercado, luego tuve que ir a una fiesta de cumpleaños y por último, tuve que dar de cenar a los niños... y claro... todavía no he aprendido la técnica de desdoblarme y hacer dos cosas a la vez en dos sitios diferentes... jajaja.

Hacía tiempo que quería hacer un postre con vasitos. De hecho, ya había puesto unos cuantos en el blog, pero los vasos que tengo no me acaban de gustar, porque no son lisos, y no se puede ver bien lo que hay dentro del vaso. Llevaba meses buscando unos vasos que me gustasen, cuando de repente, y por arte de magia, un día entré en mi cocina... ¡Y me encontré con el vaso que estaba buscando durante tanto tiempo! Estaba delante mío, encima del mármol...

lunes, 4 de mayo de 2015

Crema de chocolate blanco con infusión de rooibos y fresa


Aquí os traigo un postre que es una mezcla de experimento, que al final salió bien... jejeje. Navegando por la red hace días fui a parar a esta crema de chocolate blanco con infusión de frutas que me pareció que tenía muy buena pinta, y me la guardé para alguna ocasión.

Este fin de semana, después de un medio desastre en la cocina (que no voy a poner en mi blog de pifias, porque no llega a pifia... como mucho, medio-pifia... jajaja), decidí cambiar de aires y hacer esta receta. Lo tenía todo y me puse a ello... 

Peroooo... yo no sé si es que no tenía el día, o que quizá el paquete de infusión llevaba demasiado tiempo abierto... o vete tú a saber qué conjunción astral tenía encima de mi cabeza, que al final, la infusión de rooibos no sabía a casi nada (y eso que le puse una bolsita más), y además, me pareció que todo iba a quedar demasiado espeso...

Por lo tanto, y como tengo sirope de fresa para parar un camión y también tenía leche, al final lo hice a mi manera. Y quedó muy bueno, que eso es lo que importa. O sea, que os pongo la receta tal cual la hice. Os aviso que salen cuatro raciones justitas. Los vasos de la foto son tirando a pequeñitos.

Yo os recomiendo que la hagáis una vez, y si os gusta, que dobléis las cantidades para la próxima vez.

También os tengo que decir que si no os gustan las cosas demasiado dulces, mejor le ponéis la mitad del sirope.

Si os apetece probarla, ya me diréis qué tal os ha parecido.

lunes, 20 de abril de 2015

Lasaña de chocolate blanco con fresas y salsa de chocolate negro


Cuando vi esta lasaña de chocolate blanco con fresas y salsa de chocolate negro no me pude resistir a probarla. La receta original es de Isabel del río, pero he modificado algunas cantidades y le he añadido algún ingrediente más. 

Sólo os puedo decir que duró en el plato unos pocos segundos. El tiempo justo para hacer las fotos... luego, las dos lasañas que hice volaron... jajajaja.

También os tengo que decir que las tuve que hacer dos veces, ya que la primera, las hice igual que en la receta original y las fresas no paraban de caerse. Sí, soy un poco desastre... jajaja. Y por lo tanto, a pesar de que estaba buenísima, pero estéticamente no quedó nada bien, decidí usar unos aros de emplatar para volverlas a hacer. Ni punto de comparación. Mucho más fácil de hacer, ¡¡y al desmoldar las fresas siguieron en su sitio!! jajaja. 

Además de los aros de emplatar, la segunda vez modifiqué algunas cosas y le añadí sirope de fresa, y creo que todavía mejoró más. Por lo tanto, os paso la receta tal y como la hice yo. Si la probáis ya me diréis si os ha gustado.

lunes, 9 de marzo de 2015

Mini napolitanas de chocolate


Estas mini napolitanas de chocolate son tan fáciles de hacer que hasta me da vergüenza poner la receta... jajaja. La única complicación que tienen es saber cortar recto el hojaldre. ¡Nada más!

Siempre me cuesta encontrar masa de hojaldre ya preparada que sea rectangular. En los supermercados que hay cerca de casa la venden normalmente redonda, excepto en uno, que la venden rectangular, pero tienes que comprar dos paquetes, porque vienen juntos. Por lo tanto, me encuentro siempre con una lámina de hojaldre de más. Esta vez me dio por probar a hacer mini napolitanas de chocolate con la lámina que me sobró. ¡Y el resultado fue todo un éxito!

Para hacer estas napolitanas yo usé Nocilla, pero se pueden usar perfectamente onzas de chocolate. De hecho, antes de hacer estas mini napolitanas, pensé en hacer mitad con chocolate y la otra mitad con Nocilla. Pero como tenía un "peazo" bote de Nocilla que quería gastar, al final me decidí por hacerlas todas de Nocilla.

No me enrollo más y os paso la receta. ¡Espero que os guste!

lunes, 23 de febrero de 2015

Mini bundt cakes de naranja y azahar con chocolate y nata


Estos mini bundt cakes de naranja y azahar con chocolate y nata están buenísimos. Parece mentira, pero son el resultado de una pifia en la cocina. Inicialmente, iban a ser unas magdalenas de naranja y azahar. 

La receta original es del estupendo blog Las recetas de Florelila. Eran unas magdalenas de naranja y azahar que tenían una pinta buenísima. Cuando leí la receta, me extrañó que se tuviera que poner el horno a 200º, pero decidí seguir la receta tal cual. Supongo que cada horno es un mundo, y el mío necesitaba que lo pusieran a 180º. Al final, en lugar de unas magdalenas, me salieron unas "magdapenas emboinadas", o "magdapenas retrete" que colgué en mi blog de pifias en la cocina... jajaja. Tengo que decir que, aunque la apariencia era un poco rara, estaban buenísimas.

Peeeroooo... me sobró un poco de masa y como de los errores se aprende, bajé el horno a 180º y decidí estrenar unos moldes de mini bundt cake que me había comprado hace poco en el Lidl. Y el resultado fue todo un éxito. Esta vez la masa subió tanto que se juntó la parte que debía de ser el agujero del bundt cake. En lugar de un agujero, quedó un hueco perfecto para ser rellenado. ¿Y qué mejor relleno que nata y chocolate? jejeje. Una vez acabados de hacer, desaparecieron en unos segundos. Tengo que decir que con la masa que sobró salieron sólo 9 mini bundt cakes, pero si lo hacéis con toda la masa, os saldrán bastantes más.

Si no tenéis moldes de mini bundt cake, podéis hacer las magdalenas y adornarlas tipo cupcake con nata y chocolate. Eso sí, os recomiendo poner el horno a 180º.

lunes, 9 de febrero de 2015

Bizcocho afrodisíaco


Aprovechando que viene San Valentín, ¿qué mejor forma de acabar una cena romántica que con un bizcocho afrodisíaco?. Pues aquí tenéis este bizcocho que lleva... ¡¡cuatro ingredientes afrodisíacos nada menos!! jajaja

Llevaba unas cuantas semanas con la idea de hacer un bizcocho con ingredientes afrodisíacos, y me puse a mirar por internet qué ingredientes le podía poner al bizcocho. Además, tenía que quedar bueno,.. ¡¡¡que no es tarea fácil!!! jajaja

Lo que estaba claro es que iba a ser un bizcocho de chocolate, ya que el chocolate es el número uno de los afrodisíacos. Está científicamente demostrado que cuando comes chocolate, tu cuerpo genera sustancias que generan placer. Algunas de ellas son "palabros" como la feniletilamina. (Se sintetiza en el cerebro en momentos como el orgasmo). También, uno de los componentes presentes en el chocolate es la teobromina, que genera sensación de placer.

Después encontré la canela, que se usaba antiguamente como estimulante del deseo sexual, ya que favorece la irrigación sanguínea en la zona abdominal tanto en la mujer como en el hombre. En el caso del hombre ayuda a alcanzar y a mantener la erección.

El jengibre también es uno de los mejores afrodisíacos. Estimula el deseo sexual y favorece la erección. Además, combinado con la canela, aumenta su poder afrodisíaco.

Por último, el cardamomo, que contiene aceites aromáticos, estimula el sistema nervioso y también tiene poderes afrodisíacos.

Por lo tanto, me dispuse a hacer un bombazo de bizcocho juntando todos estos ingredientes afrodisíacos. Al final tuve que hacer dos bizcochos. La primera vez me pasé con el cardamomo y con la harina, pero a la segunda, quedó perfecto. ¡Y la verdad es que funciona! jajaja. Tres de las personas que probaron alguno de los dos bizcochos que hice (entre ellas, yo) tuvieron un calentón al rato de comerlo... por lo tanto, ¡Os lo recomiendo!

lunes, 19 de enero de 2015

Mousse de chocolate y turrón de Jijona


Como ya os he comentado en alguna otra ocasión, no me gusta mucho el turrón de Jijona, y como cada navidad, a pesar de no haber comprado ninguna tableta, siempre aparece como por arte de magia una tableta de ese turrón por casa.

Estas navidades, mi madre compró por error ¡tres tabletas de turrón de Jijona!. Sí, como leéis. ¡Tres!. Mi madre ya es muy mayor y no se entera mucho. Y cuando fue a comprar turrón compró cuatro cajas diferentes. Como eran de diferentes marcas, y el dibujo no era el mismo, no se dio cuenta de que habían tres de turrón de Jijona. La cuarta tableta era de nata nueces, que tampoco me gusta... jajaja.

En fin, que un día, por arte de magia, apareció en el armario de mi cocina una de esas tres tabletas... jajaja. El año pasado, tuve la caja de turrón de Jijona dando vueltas por el armario hasta que en julio (sí, habéis leído bien, he dicho "en julio"... jajaja) decidí hacer este Flan de turrón de Jijona.

Este año no iba a dejar que la tableta estuviese dando vueltas por el armario durante tanto tiempo. Mirando por internet, me encontré con una receta de mousse de turrón y chocolate del blog La Juani de Ana Sevilla. Y la verdad es que nos gustó a todos un montón. He cambiado algún tiempo, pero la receta básicamente es la misma.

Es una buena forma de aprovechar el turrón que siempre queda después de navidades, o también, de hacer un postre diferente para estas fiestas.

No me enrollo más y os dejo con el paso a paso.

lunes, 5 de enero de 2015

Bundt cake de naranja y chocolate blanco


En dos palabras: ¡Im-presionante!. ¡Este bundt cake está de muerte! Estas navidades me han regalado la Kitchenaid y como ya nos hemos acabado los turrones y tenemos mono de cosas dulces, el sábado la estrené. ¡Y de qué manera!

La noche anterior soñé que estaba haciendo un bizcocho de naranja y chocolate blanco que estaba buenísimo... jajaja. Ya sueño con bizcochos y todo... jajaja. Total, que cuando me desperté decidí que iba a estrenar mi nueva Kitchenaid con algo que llevase naranja y chocolate blanco. Como también tenía que estrenar un molde nuevo que me habían regalado hace tiempo, pensé en hacer un bundt cake. ¡Qué mejor que hacer realidad tus propios sueños! jajaja.

La verdad es que no tenía ni idea de cómo lo iba a hacer, ni si iba a salir bien el invento, pero me puse a ello. ¡A la aventura! Y si salía mal, ya lo pondría en mi blog de pifias, que para eso está.

La idea inicial era ponerle por encima una cobertura de chocolate blanco y naranja, pero como estaba experimentando y tenía que ir a ciegas, al final, más que cobertura, quedó como una crema, y preferí hacer una cobertura de chocolate blanco derretido y guardar la crema como acompañamiento del bundt cake. 

Por cierto, como soy novata con la Kitchenaid, tampoco tenía mucha idea de cómo hacer el paso a paso. Por lo tanto, fui parando la máquina y haciendo fotos, pero en realidad se tendría que hacer todo más o menos seguido, sin parar la máquina. O al menos, eso creo... jajaja.

A los que no tengan la Kitchenaid, podéis hacer la receta con la batidora de varillas. Aunque no tenga tanta potencia como la Kitchenaid, viene a ser lo mismo.

En fin, que no me enrollo más. Aquí tenéis la receta del bundt cake y de la crema.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Hojaldritos rellenos de boniato y crema de chocolate blanco


Primero de todo, deciros que este postre es una auténtica delicia. Y después, que esta semana iba a publicar unas galletas que salieron con una pinta buenísima, pero que al final no pude hacerlo porque estaban totalmente amargas. Llevaban limón y por lo visto, o al menos eso quiero creer yo, se me coló un trozo de la parte blanca sin que me diese cuenta. Por lo tanto, y ante la duda de que simplemente esas galletas fuesen amargas, he decidido publicar estos maravillosos hojaldritos rellenos de boniato y crema de chocolate blanco.

Por cierto, en cuanto a las galletas: Las volveré a hacer, pero variaré lo del limón y otras cosas de la receta que no me acabaron de gustar. Si salen bien, las colgaré cuando pueda... jejeje.

Y ahora sí. Vamos a por los hojaldritos. Hace unos años vi una receta que llevaba hojaldre, boniato y chocolate negro. Creo que llevaba alguna cosa más, pero no me acuerdo. No sé si fue en una revista o en algún lugar de internet. Recuerdo que cuando la vi pensé que igual el boniato quedaría mejor con una crema de chocolate blanco y dentro del hojaldre. Y ahí se quedó...

El otro día estaba comprando en el supermercado y justamente pasé por delante de los boniatos. No sé por qué, me vino a la cabeza aquella receta, y pensé en probar a hacer unos hojaldritos rellenos de boniato y con una crema (más bien es una especie de ganaché) de chocolate blanco. A la aventura. A ver qué tal quedaba.

¡Y hay que ver cómo quedó! Quedó tan bueno que lo voy a repetir un montón de veces. Los hojaldritos duraron unos 5 minutos. No más... jajaja.

Seguramente os sobrará algo de puré de boniato y de crema de chocolate blanco. El puré de boniato podéis usarlo como acompañamiento de alguna carne, y si os sobra crema de chocolate blanco podéis hacer lo mismo que yo: ¡¡¡Me la comí a cucharadas como postre!!! jajaja