Mostrando entradas con la etiqueta bebidas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bebidas. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de agosto de 2016

Limonada de sandía


Esta limonada de sandía es lo mejor que os podéis tomar este verano contra el calor. Es refrescante, está buenísima y es facilísima de hacer. ¿Qué más queréis? jajaja.

Todo comenzó hace un par o tres de semanas. Vi una receta de limonada de sandía y me pareció bastante curiosa. Me fui a comprar los ingredientes y la hice. Aquello sabía a rayos... (y cuando digo "a rayos" quiere decir horrorosa, porque para que no me guste algo así a mi, ha de ser malo, malo, malo... jajaja)

Aquella receta llevaba, además de limón y sandía, un montón de cosas más. Mi marido se tomó un poco, pero se negó a tomar más, o sea, que me tuve que zampar yo todo aquél brebaje... (como digo muchas veces: "¡Aquí no se tira nada!"... jajaja)

Pero yo soy de las que no me rindo... La idea de una limonada de sandía me atraía bastante. Por lo tanto, decidí hacerla improvisando. Total... peor no podía salir... jajaja. ¡Y salió una limonada de sandía tremenda!. Tan tremenda que ya la he hecho un montón de veces. ¡Ha sido todo un éxito!.

Con las cantidades que os pongo, os salen cuatro vasos de limonada de sandía. Si queréis más, doblad las cantidades. Si lo hacéis con Thermomix, en lugar de poner agua, podéis poner hielo y así lo tendréis frío al instante.

Si estáis pasando calor y os queréis refrescar, esta es la bebida ideal. Os la recomiendo.

lunes, 31 de agosto de 2015

Granizado de mango y fresas


¡¡¡La receta de este granizado de mango y fresas es tan fácil que hasta me da vergüenza ponerla!!!  jajaja. Peeeroooo... como estamos en verano y hace tantísima calor, apetece algo fresquito y sano, como un buen granizado.

¿Y qué mejor granizado que uno de mango y fresas? Pues eso era lo que estaba pensando cuando llegué al supermercado. O sea, que me fui directa a la frutería y me aprovisioné de unos cuantos mangos y unas cuantas fresas. De hecho, para esta receta sólo necesité un mango, pero quería hacer más cosas con mangos y compré unos cuantos. 

La idea era hacer el granizado para merendar, pero luego me salieron un par de cosillas y lo hice para postre de nuestra cena. Además, cuando llegué a casa después de la compra me di cuenta que... ¡me faltaban cubitos de hielo! Pues nada... puse agua en la cubitera y pensé que en un par de horas estarían hechos los cubitos... 

Sólo deciros que cuando giré las cubiteras en lugar de cubitos cayó una mezcla hielo y agua... pero yo en ese momento ni me enteré... No miré el contenedor de cubitos y no me di cuenta de lo que había pasado hasta el momento de hacer el granizado. Cuando abrí el contenedor de cubitos el agua ya se había convertido en hielo. Había una especie de bloque enorme de hielo y por en medio, los cubitos pegados... jajaja.

En fin, que a veces soy una despistada y una impaciente... jajaja. Me costó horrores romper aquello. De hecho, en las fotos se pueden ver los trozos enormes que pude partir. ¡Vamos, que si no lo hubiese podido partir hubiese puesto todo el bloque entero!. ¡Yo no me quedaba sin mi granizado! jajaja.

lunes, 18 de agosto de 2014

Granizado de Limón y Menta


¡¡¡Desde que estoy de vacaciones no sé ni en qué día estoy!!!. No me he dado cuenta que era lunes y tocaba publicar... jajaja. Bueno, ¡¡¡más vale tarde que nunca!!!
Desde que hice el Granizado de cerezas y menta, mi marido no hacía más que pedirme que hiciese un granizado de limón y menta. De hecho, hacía tiempo que quería hacerlo. El otro día aprovechando que estaba en el súper compré una bolsa de limones, ¡¡y para merendar nos pusimos las botas!!
¡¡¡Si llego a saber que estaba tan bueno, lo hago antes!!! jajaja. Esta vez lo hice un poquito diferente al de cerezas y menta. ¡¡No hay nada como ir probando cosas nuevas!!

Tan sólo deciros que es un granizado súper refrescante. El toque de menta hace que esté buenísimo. Y además, es muy fácil de hacer. ¡Os lo recomiendo!

lunes, 4 de agosto de 2014

Batido de Plátano y Mango


¡Se me acumulan los plátanos! jajaja. Esta semana compramos plátanos y coincidió que mi suegra y mi madre también trajeron. Por lo tanto, o montábamos una tienda o nos liábamos a hacer batidos y a comer plátanos. ¡Y escogimos lo segundo! jajaja.

Hartos del típico batido de plátano, decidí modificar un poco la receta y añadirle mango, y, no es por que lo hiciese yo, pero... ¡¡quedó buenísimo!! jajaja.
En lugar de ponerle leche fría, decidí congelar la leche y hacer cubitos. De esta forma, todavía estaba más fría. Con estos calores, apetece un montón tomar cosas así. Y encima si la receta es fácil y rápida, todavía mejor.

Aunque publico las recetas el lunes, normalmente las escribo durante el fin de semana. Normalmente de noche, cuando los niños duermen. Este fin de semana han sido las fiestas de mi barrio y con tanta música pachanguera a todo volumen justo delante de mi casa no me puedo concentrar... ni dormir... ni descansar... ¡Espero no poner ninguna barbaridad! jajaja. En fin, que os pongo la receta al son de la nueva canción del verano...de vete tú a saber qué año... "Mami que será lo que tiene el negrooooo... " jajaja

lunes, 28 de julio de 2014

Granizado de Cerezas y Menta


¡Con este calor sólo me apetecen cosas fresquitas! ¿Y qué hay más fresquito que un buen granizado? jejeje.
Quería hacer un granizado, pero que fuese diferente. Cuando voy al trabajo siempre paso por delante de una tienda de fruta, y vi unas cerezas impresionantes, y pensé que estaría bien hacer un granizado de cerezas. Pero no sé por qué, se me pasó por la cabeza añadirle también menta (me gusta un montón la menta, jejeje), a ver cómo quedaban.

Como en aquél momento llevaba prisas, pensé en comprarlas después, al salir del trabajo. Pero como a veces las cosas se complican, al final salí tarde y por no perder el tren, no me paré a comprarlas. Las compré en mi pueblo (Y por cierto, todavía estaban mejor que las de aquella frutería...¡No hay mal que por bien no venga! jajaja).

En fin, que decidí ponerme a hacer experimentos en la cocina. Y cuando una se pone a hacer experimentos, las cosas pueden salir mal...(Véase mi otro blog de pifias en la cocina para más referencias... jajaja) pero también pueden salir bien. Y en este caso, ¡¡¡el granizado salió fenomenal!!!.

Había visto un montón de recetas de granizados con menta, y por norma general, meten la fruta, el azúcar, la menta, el agua y el hielo y ¡ale!: !Listo!. Pero en mi caso, pensé que igual quedaría mejor si, en lugar de meterle la menta a palo seco, me dedicaba a hacer una especie de infusión con las cerezas, el azúcar, el agua y la menta. Más que nada, para que le diese más sabor. ¿Os he dicho que me encanta la menta? jajaja.

El inconveniente: Que como tiene que llegar a 100 grados para infusionarse, luego se tiene que esperar a que se enfríe. En mi caso, hice la infusión el día anterior y el granizado al día siguiente. Pero creo que valió la pena.
La ventaja: Lo hacéis casi todo la noche anterior y metéis la mezcla en la nevera. Al día siguiente ya la tenéis bien fresquita y sólo tenéis que ponerla en el vaso, añadir el hielo, triturar y ¡listo!.
Vosotros mismos. Si no os gusta la menta, o no queréis hacer la infusión, lo ponéis todo directamente en el vaso a palo seco y andando... jejeje. Yo os pongo la receta tal y como lo hice.