lunes, 5 de febrero de 2018

Carrot cake (Bizcocho de zanahoria)


Este carrot cake (o bizcocho de zanahoria) es uno de los mejores bizcochos que he hecho en mucho tiempo. La receta está hecha para Thermomix y Olla GM modelo G deluxe, pero también os explico cómo hacerla de forma tradicional, o sea, que si no tenéis Thermomix ni olla GM, no hay problema en hacerlo. ¡Vale la pena!

Hace poco que tengo la Olla GM. Fue un regalo de estas navidades y me pilló totalmente por sorpresa. Me regalaron la olla y el cabezal para horno, y en estos días he estado probando diferentes recetas con la olla, con más o menos éxito. Me faltaba por probar el cabezal de horno, y ya que la olla puede hacer bizcochos, decidí probarla haciendo uno.

Me parecía extraño... casi imposible que una olla pudiese hacer un bizcocho mínimamente decente. Tenía comprados ya todos los ingredientes y en un momento de debilidad pensé hacerlo en el horno. Pensé que no valía la pena malgastar los ingredientes para hacer el bizcocho en la olla y luego que saliese mal... Incluso saqué un molde de silicona para hacerla en el horno.

Pero una vez tuve la mezcla hecha, me di cuenta de que se me había olvidado precalentar el horno y me dio pereza encenderlo y esperar a que llegase a la temperatura... (ya ves tú... jajaja). Entonces , sin pensarlo mucho (porque si lo llego a pensar dos veces, no lo hago) saqué la olla, le puse un espray anti adherente y le metí la mezcla, con muy poca confianza sobre lo que iba a salir de allí.

¡Y lo que salió me dejó con la boca abierta y los ojos como platos! jajajaja. Un bizcocho hermosísimo, gordito, esponjoso. Todavía no acababa de fiarme. Faltaba cortarlo y a lo mejor estaba crudo por dentro... ¡Pero no! Quedó perfecto. Además, la mezcla del bizcocho con la cobertura estaba tremenda. Vamos, que en menos que canta un gallo, el bizcocho desapareció.

Me he basado en la receta de bizcocho de zanahoria de La Juani de Ana Sevilla. En cuanto a la cobertura, hice dos pruebas. La primera salió de pena... y la segunda estaba tan buena que mi hija (que  es una tiquis miquis para la comida) se la comía a palo seco con una cuchara... jajaja.

O sea, que animaos a hacerla. ¡No os arrepentiréis!

Ingredientes:
Para el bizcocho:
  • 100 g. de nueces
  • 325 g. de zanahorias ya peladas
  • 260 g. de harina
  • 1 cucharadita de postre de bicarbonato
  • 1/4 cucharadita de postre de sal
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 2 cucharaditas de postre de canela
  • 4 huevos tamaño L a temperatura ambiente
  • 250 g. de azúcar moreno
  • 240 g. de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de postre de aroma de vainilla
  • Spray anti adherente o mantequilla para evitar que se pegue el bizcocho
Para la cobertura:
  • 200 g de queso Philadelphia
  • 125 g. de azúcar glas
  • 50 g. de mantequilla (Es muy importante que esté a temperatura ambiente)
  • 1 cucharadita de postre de aroma de vainilla
  • Frambuesas para adornar (opcional)
Preparación:
Si vais a usar el horno, precalentarlo a 180º con calor arriba y abajo.

Comenzamos con los 100 g. de nueces.
Sin Thermomix: Partir con las manos o con un cuchillo las nueces. No han de quedar trozos demasiado pequeños.
Con Thermomix: Ponemos las nueces en el vaso y las partimos durante 3 segundos a velocidad 4.


Aquí, una vez partidas:


Reservamos las nueces. A continuación seguimos con los 325 g. de zanahoria.
Sin Thermomix: Ponemos la zanahoria partida en trocitos en el vaso de una picadora.
Con Thermomix: No hace falta lavar el vaso. Ponemos la zanahoria en el vaso partida en trozos.


Sin Thermomix: Picamos la zanahoria con la picadora. Los trocitos han de ser lo más pequeños que se pueda.
Con Thermomix: Picamos la zanahoria durante 10 segundos a velocidad 10.


Sin Thermomix: Reservamos la zanahoria.
Con Thermomix: Reservamos la zanahoria y lavamos y secamos el vaso. Ha de estar perfectamente seco antes de continuar.

A continuación, ponemos en un recipiente (o en el vaso de la Thermomix) los siguientes ingredientes: Comenzamos por los 260 g. de harina.


Añadimos la cucharadita de postre de bicarbonato.


Ponemos también el sobre de levadura Royal (Lo he puesto en cuchara para la foto, pero es el sobre entero).


Añadimos el cuarto de cucharadita de postre de sal.


Por último, ponemos las dos cucharaditas de postre de canela.


Y aquí tenemos todos los ingredientes puestos en el vaso.


Sin Thermomix: Mezclamos todos los ingredientes con una cuchara hasta que quede homogéneo y seguidamente, tamizamos la mezcla. Reservamos.
Con Thermomix: Mezclamos todos los ingredientes durante 10 segundos, a velocidad 6. Reservamos.

A continuación seguimos con los 250 gramos de azúcar moreno.
Sin Thermomix: Ponemos el azúcar moreno en el vaso de una picadora.
Con Thermomix: lo ponemos en el vaso. No hace falta lavarlo previamente.


Sin Thermomix: Picamos el azúcar hasta que esté más o menos pulverizado.
Con Thermomix: Pulverizamos el azúcar durante 10 segundos a velocidad 10.


Sin Thermomix: Ponemos el azúcar en un recipiente lo suficientemente grande como para que quepan todos los ingredientes. Añadimos los 4 huevos.
Con Thermomix: Añadimos los 4 huevos en el vaso (donde se encuentra el azúcar. No se ha de sacar).


Sin Thermomix: Mezclamos los huevos con el azúcar con una batidora de varillas hasta que la mezcla cambie a un color blanquecino y esté espumosa.
Con Thermomix: Damos un par de golpes de turbo para que se limpien las paredes y programamos 8 minutos, 37º, velodidad 4.


A continuación, añadimos a la mezcla los 240 g. de aceite de girasol.


Ponemos también la cucharadita de postre de aroma de vainilla.


Sin Thermomix: Mezclamos con las varillas hasta que esté todo integrado.
Con Thermomix: Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 4.


Sin Thermomix: Vamos añadiendo la mezcla de la harina poco a poco, mientras vamos batiendo con las varillas.
Con Thermomix: Añadimos al vaso la mezcla de harina.


Sin Thermomix: Batimos hasta que la mezcla sea homogénea y no tenga grumos.
Con Thermomix: Programamos 10 segundos a velocidad 4.


A continuación añadimos la zanahoria que habíamos picado.


Sin Thermomix: Pasamos al siguiente paso.
Con Thermomix: Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 4.


Por último, añadimos las nueces picadas.


Mezclamos con una espátula y con movimientos envolventes hasta que queden completamente integradas.


A continuación engrasamos el molde (de unos 23 a 26 cm) o la cubeta de la Olla GM. Yo he usado el spray anti adherente. Va muy bien, pero si no tenéis, podéis usar mantequilla.


Ponemos la masa en el molde o en la cubeta de la olla GM.


Sin Olla GM: Introducimos el molde en el horno previamente calentado a 180º con calor arriba y abajo. Horneamos de 45 a 60 minutos. Cada horno es un mundo. Os recomiendo que uséis un palillo y comprobéis antes de parar el horno y sacar el molde que pinchéis el bizcocho procurando abrir lo mínimo posible la puerta del horno y con cuidado de no quemaros. Si el palillo sale seco, el bizcocho está listo. Si sale húmedo, esperad 15 minutos más y volved a probar.

Con Olla GM: Ponemos la válvula abierta y usamos el menú horno, a 120º, durante 60 minutos.


Sin Olla GM: Pasad al siguiente paso.
Con Olla GM: Ponemos el cabezal para horno y programamos 5 minutos a 200º.


Ha quedado bonito, ¿Verdad?



Dejamos enfriar unos 25 minutos para que se enfríe un poco y no se rompa al desmoldar. Una vez haya pasado el tiempo, desmoldamos y lo dejamos en una rejilla hasta que esté completamente frío.


Es muy importante que el bizcocho esté completamente frío antes de ponerle la cobertura. Una vez esté completamente frío, seguimos con la cobertura.
En un recipiente o en el vaso de la KitchenAid (yo lo hice con la KitchenAid) ponemos los 200 gramos de queso Philadelphia.


Añadimos los 125 gramos de azúcar glas.


Ponemos también la cucharadita de postre de aroma de vainilla.


Por último, añadimos los 50 gramos de mantequilla. Es importantísimo que la mantequilla esté a temperatura ambiente. Si no lo está, la cobertura saldrá con trozos de mantequilla y no os quedará bien.


Lo mezclamos todo con el accesorio de varillas (en el caso de la KitchenAid) o con una batidora con varillas. Ha de quedar una crema homogénea y sin grumos.


A continuación, y si queréis, podéis cortar el bizcocho por la mitad y ponedle una capa fina de crema. Yo no lo hice porque iba con prisas. Seguidamente, ponedle el resto como cobertura.


Como me sobró cobertura, la metí en una manga pastelera con una boquilla de estrella y le puse unos "floripondios" por encima.


Por último, la adorné con frambuesas encima de los "floripondios".


Y aquí tenéis el corte. ¡Impresionante!
¡Espero que os haya gustado la receta! Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, en Twitter, o en Instagram.


4 comentarios:

  1. Ummmmmm........te ha quedado genial,que corte tan estupendo tiene......me puedo llevar un trocito?
    Feliz semana que con esta tarta esta asegurado....Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Ya no queda. Se acabó en un momento... jajaja.
      Te animo a que lo pruebes. ¡Está delicioso!
      Besos

      Eliminar
  2. Hola!!! Yo no tengo Thermomix, ni Olla GM, pero este bizcocho es estupendo, el de zanahoria es el favorito de mi mamá siempre lo pide en su cumpleaños, es que es un éxito seguro. ¡Yomi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      En la receta también explico cómo se hace de forma tradicional, por si quieres hacerla.
      En casa tambien fue un éxito. ¡Desapareció en un momento! 😂😂😂

      Eliminar